Reglamento de 1804 de Mus

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Reglamento de 1804 de Mus

Mensaje  Admin el Mar Mar 23, 2010 8:11 pm

Me encontré en la página de Mastermus esta curiosidad: el reglamento de mus del año 1804, que dejo aquí con la gramática propia de la época:

"REGLAMENTO DE MUS DE 1804

Notese, que aunque este juego es mas propio para los Bascongados, pero lo han aprendido, y practicado con sumo gusto infinitos, que no lo son.

PROLOGO.

Los usos, y costumbres introducidas generalmente entre los Christianos desde luego se miran como licitas, principalmente quando las practican personas eclesiásticas, y timoratas; y siendo cierto, y constante, que la diversión del juego, siempre la han adoptado aun las personas mas respetables: ved aquí, Lector mio, apoyada su licitud, si tu la imitas al usarla en quanto al fin, que te propones: al tiempo que empleas: y la cantidad que gastas.

Todas las acciones racionales para ser buenas, y licitas, deben presentarse revestidas de sus correspondientes circunstancias; y siendo las del Juego las propuestas, voy á descifrarlas brevemente.

El fin único de la diversión del juego debe ser la virtud de la Eutropelia, que intenta recrear el ánimo fatigado por las ocupaciones sérias, é interesantes, para poder volver á ellas expedito, caso que la necesidad lo exija; de que se sigue naturalmente la segunda circunstancia, quál es el tiempo, que se ha de emplear.

Este debe arreglarse de suerte, que su duración ni fatigue la cabeza, ni impida otras ocupaciones más precisas: y en quanto á la cantidad de dinero, ó cosa equivalente, es indispensable, que el Jugador no aventure sino lo que fuere suyo, y lo que no le hiciere falta para llenar otras obligaciones urgentes á su Estado (*)

Bajo de este aspecto racional y christiano deben mirarse, y practicarse todos los Juegos, observando al mismo tiempo inviolablemente las Reglas peculiares de cada uno de ellos; pues de lo contrario resultaria la confusión, y no la diversión; la división, y no la union entre Jugadores.

Sin duda, que este fue el motivo, que impelió á los que imprimieron estas Reglas correspondientes al Juego del Hombre, Mediador, Malilla, y otros, y este mismo he tenido Yo, para proponerte, Lector mio, las Leyes, y Reglas del Juego llamado Mus, porque en la Práctica usa muchas veces términos bascongados, señas formadas con el rostro , como dice el R.P.

(*) Tengan presente los que interesan dinero en el Juego, que una de las obligaciones cristianas es la limosna.

Maestro Manuel de Larramendi (*) “ asi se llama un Juego de naipes muy entretenido, y propio de los Bascongados, que comúnmente se juega entre quatro, y cada uno con quatro cartas, y hay en cada manos quatro lances diferentes, andia, chiquia, parejac, jocoa. Diósele el nombre de Mus, porque es Juego en que los compañeros se entienden por señas de los labios, ojos, &c. y de Musu, que significa labio, hocico, cara, se dice contrahido Mus. Latine Ludus chartarun á signis oris nucupatus.”

Además de los expresados nombres de los quatro lances, se usan otras voces bascongadas, como son, bai, ez, puntua, jocoa, amarrecoa, ordago, hiru, lau, y demás numerarios. De todos estos términos daré la explicacion ó equivalente en la lengua castellana, para que, el que ignorase la bascongada pueda formar idea mas clara de este Juego.

Te advierto por último, Lector mio de qualesquiera Pais, ó Reyno, que fueres, no es mi ánimo ni empeño el obligarte á seguir en la práctica del Mus precisa, únicamente todas estas Reglas, ó Leyes; pues sé muy bien, que las tres Provincias bascongadas, y Navarra discordian algunas, aunque no en lo substancial; fuera de que los Jugadores suelen muchas veces convenirse, á erigirse en Jueces, para mudarlas á su placer: pero tambien es cierto, é innegable que quando hay Leyes, ó Reglas impresas y aprobadas por Jugadores muy prácticos, conviene adoptar éstas, y no otras, para evitar disputas, y conciliar para sí, y el proximo aquella amistad, caridad, y recreación honesta, que desea la citada virtud de la Eutropelia. (**)

(*) Diccion. Triling. T. 2. fol. 108.v. Mus

(**)V.S. Thom. In 2. 2. q. 168. a. 2.& 2.d. 40.2.5.

EXPLICACION DE LAS VOCES BASCONGADAS Y USUALES EN EL MUS.

Primera. Mus indica, al tomar las quatro cartas, que se desea descartar, para recibir otras cartas, sean todas o alguna de ellas.

2. Paso significa, que no quiere Mus, pero tampoco envidar tanto alguno, fuera del que le corresponde á la suerte.

3. Envido tantos tantos, ó amerracos.

4. Andia se llama al primer lance,y significa en el Bascuence Grande compuesto de Reyes,caballos &c.

5. Chiquia ( que es el segundo lance) Perqueño , compuesto de Ases, Doses, &c .

6. Parejac (que es el tercero), Parejas, en que se incluyen Medias, y Duples, como v. g. 3 Reyes para Medias, y 4 reyes, ó 2 de estos con 2 Ases para Duples.

7. Jucua (que es el quarto) significa el punto de 31. que es el mejor,

sigue el 32, y pasa al 40.retrocediendo hasta el 33. que es el peor.

8. Puntua, ultimo lance, (que lo omitió Larramendi y sirve cuando no hay Jucua) indica el punto de 30. que es lo mejor, y va retrocediendo hasta 4. que es el peor.

9. Bay, quiere decir Si

10. Ez, quiere decir No. 11. Bi, Dos.

12. Hiru, Tres. 13. Lau, Quatro &c. 14. Amarraco, Diez, pero no vale sino Cinco en la practica. Advirtiendo que en estos Envites de tantos, no es preciso usar el termino bascongado, fuera del siguiente, que es Ordago, y equivale á pongo el resto de los tantos que nos faltan para concluir.

Explicación de la práctica.

Primeramente se quitan de la Baraja los 8. y los 9. luego se echan cartas hasta que salgan dos Reyes, para saber los compañeros, que han de jugar contra los otros dos, á no ser, que estén convenidos de antemano. Igualmente se echa un As para saber quien ha de empezar á dar las cartas;

Pues el ser Mano siempre es ventaja decidida en los lances de iguales cartas.

Primer Lance empieza la Mano diciendo Mus, Paso, ó Envido: y si lo primero, continúa el segundo de la derecha, que es contrario, repitiendo todos , si quieren, para nuevas cartas. Pero si la Mano dijo Paso,ó Envido al Andia, siguen por el indicado orden repitiendo Paso, ó admitiendo solo , ó aumentando el Envite con bi, hiru, lau,&c.,Amarraco, ú Ordago. Cuyos envites se han de tener presentes, para cobrarlos concluida la Mano; a no ser que no fuesen admitidos: pues entonces se cobra al instante un tanto, menos en el Ordago, que por singular privilegio decide el juego al punto, aunque haya envites pendientes.

Segundo Lance es el de Chiquia, 3. de las Parejas, &c. el que las tubiere: 4. del Jucua, y cuando no lo hubiere, substituye el 5., que es el Puntua: en cuyos Lances son arbitrarios el Paso ,Envido, ó Revido como en el Andia.

Se debe advertir, que el Andia paseado solo vale un tanto al último, y lo mismo el Chiquia, ParejaS sencillas , y Puntua pero Jucua, si fuere de 32 puntos, ó mas, dos: y si de 31 , tres. Las Madias dos; y los Duples ,tres á lo que se añaden los Envites, si los hubo

Explicación de las señas

Ya se dixo en el Prologo, que los Jugadores para dar á entender cada cual el Juego a su compañero solamente, usaban señas, que se reducen á las siguientes únicamente, á fin de que, siendo tan diferentes entre sí , no causen confusion alguna.

Para Mus poco ó nada se extienden los labios cerrados ácia adelante. Para quitar el Mus se ladea la cabeza á la derecha.

Para Andia de un Rey se muerde el labio inferior suavemente: de un caballo se sopla ligeramente; y quando son dos, ó mas unos, y otros, se repiten las respectivas señas; si bien que las de dos Caballos, no se hacen al principio, por lo regular ni la de los Doses.

Para indicar el Chiquia un As , se muestra la punta de la lengua, y para un Dos se mueve á los dos lados, repitiéndose estas señas, como se ha dicho al Andia.

Para significar Parejac se tuercen un poco los labios a la derecha: las Medias torciéndolos un poco mas: y los Duples moviendolos á ambos lados.

Para dar á entender el Juego de 31 se cierra el ojo derecho: para 32, los dos; y para 40 se levantan los ojos: para mandar al compañero, que envide, ó revide mas tantos, se levanta la cabeza: y para 33, y restantes se mueve la cabeza á un lado, y al otro. Al fin se pondran las señas de las cartas ambiguas.

Varias notas para mejorar la claridad.

Primera: El que fuere Mano , y tubiere iguales cartas, que el contrario, gana á éste en todos los lances.

2. En los Duples gana el que tubiere mayor, ó igual punto, no solo en las dos primeras cartas, sino en las segundas; pues muchas veces las últimas, deciden natural, y sencillamente la igualdad de las primeras, sin necesidad de dar mayor valor, á las, que no tienen por si mismas, como v.g. á los Ases con Reyes, contra dos de estos con dos Doses.

3. El Juego de 31 es el mejor, después el 32, luego 40, y el 33. el peor de todos en comtraposicion de 37,é inferiores, descendiendo hasta el mismo 33.

4. El que dixo en el Andia v. g. Paso equivocadamente en lugar de Mus, prevalece aquel, y lo mismo cualesquiera Envite, que se echare; porque en juego de envite la boca hace Ley.

5. El que tubiere Parejac &c. y las negare por descuido, las pierde, y ademas un tanto, como si no hubiese admitido un Envite á ellas del contrario, que las tenia; lo cual se entiende caso de que el compañero no las tubiere, pues de lo contrario se las revalida.

6. El que teniendo 31, ó mas lo negase, pierde en todo su valor como en la nota anterior. Y caso de que ninguno de los quatro tenga Jocua, habrán de disputar el Puntua mayor; advirtiendo, que el que negó el 31 ó mas le vale como punto de 30.

7. El que teniendo un Rey, y un Caballo para el Andia, v. g. muestra primero el caballo, sigue después con el Rey.

Aunque todo lo expuesto en las quatro últimas Notas declara el rigor de la Ley de Juego, admite sin embargo algun disimulo urbano, y prudente a discreción de los Jugadores, que convendrá declararlo desde el principio, para evitar dudas.

8. Puestas las cartas sobre la baraja, ya no tienen valor alguno, si antes no las ha mostrado visiblemente con algun motivo; y tampoco se saca tanto alguno del medio , que se hubiese ganado, y olvidado, si se empezó nueva mano, partiendo el Naipe.

9. Admitido el Envite por el contrario, no podrá el compañero de éste aumentarlo, asi como el compañero de el Envidante no tiene facultad, para enmendar la jugada de éste; y caso de que los dos compañeros enviden á un mismo tiempo, prevalece la mano, con cuyo método se evita la confusión, dudas al recordar los Envites, y por consiguiente se únen mejor los compañeros, para envidar, ó revidar por señas, que son el alma caracteristica de este Juego del Mus.

10. Quando á uno le faltan dos tantos, v. g. para concluir, y envidándolos al Puntua, no le admiten, gana al instante un tanto, y después el correspondiente al mismo Puntua, pero evacuados primero por su orden los que corresponden á los anteriores Lances, si estuvieren pendientes de Envites solo, pero no de Paso; pues sucede no pocas veces, que acaba antes el Jucua, el que para esto le faltaban muchos mas de dos tantos, ganando los que se hallaban pendientes del Envite.

Pero si interviniere en cualesquiera ocasión, ó estado, el Ordago, admitido éste, decide al instante el Jucua, sin apreciar nada de todo lo actuado anteriormente; pues en este Juego de Mus goza de un privilegio tan preheminente, y decisivo, que no permite otro recurso.

Advertencias á los Principiantes.

Importa infinito, que cada uno haga las señas al propio compañero de suerte, que no las vean los contrarios, si fuere posible; lo cual será difícil, como el que está a su izquierda lo mire, y le observe, qual debe.

Aunque á nadie es permitido, ni lícito hacer falsamente individual seña de Rey, v. g. que no tiene; pero es permitido , y muchas veces conveniente, hacer seña general de poco, ó nada, teniendo mucho Juego. Pues lo primero se gradúa en el Mus por mentira, y lo segundo por ardid: como lo es tambien el envidar, ó querer tantos al Chiquia, por disimular las parejas de elevado número; pues en este Juego, el que supiere ocultar mejor el valor de sus cartas al contrario, será el mas feliz, y victorioso.

Otras infinitas Advertencias, que se podrían hacer, las omito , por mas ovias, y tan faciles, que la misma practica las declara pocas Jugadas.

Reglas para jugar al mus entre tres, Llamado Moyno.

Acontece no pocas veces, que falta el quarto compañero para la diversión, en cuyo caso se puede lograr ésta ente tres solamente; para lo cual se descartan los Doses y Treses, y por consiguiente suelen abundar los Juegos, y Puntos mayores, lo que se debe tener presente (Principalmente cuando ha precedido Descartes) para no envidar, ó admitir fácilmente los envidos. Además, (que como el que hace el Moyno recibe al principio, y aun si hubiere Descarte) cinco cartas para elegir quatro, y descartar una ó mas, siempre son temibles sus envites, contribuyendo tambien á esto, el que nunca hace seña alguna, que pueda cogersele. En lo restante se siguen las Reglas comunes de Mus.

MUS entre dos.

A primera vista se descubre, que para jugar el Mus entre dos ,basta saber las Reglas generales, y que al principio se descartan los Doses, y Treses, y por punto general los Ochos y los Nueves; pues estos últimos en ninguno de los modos insinuados de jugar tiene lugar.

Cartas Ambigüas.

Sucede tambien á muchos Musistas diestros, que siempre desean, abunden los Juegos, y las suertes; y por tanto se han introducido con mucha aceptación, que el Caballo de Bastos, llamado Perica, haga á Rey, As, ó cualesquiera otra carta. En cuyo caso se advierte, que una vez demostrado el destino sobre la mesa, yá no se les puede dar otro; por lo que conviene prevenirlo antes in mente , ó expresar á que lo destine el estado de la Jugadas. Sus Señas se reducen á levantar, y poner el labio inferior sobre el superior.

FIN

REGLAS FIXAS, QUE CONVIENE USAR EN EL JUEGO LLAMADOMUS, CARACTERÍSTICO DE VIZCAINOS Y NAVARROS COMPUESTAS"

www.mastermus.com
avatar
Admin
Admin

Mensajes : 485
Fecha de inscripción : 09/02/2009

Ver perfil de usuario http://musinterclubs.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.